Talas y Podas de Dificultad / Parques y Jardines

Talas y Podas de Dificultad / Parques y Jardines


Somos especialistas en todo tipo de trabajos de dificultad o en altura, como talas y podas de jardinería o en cualquier ámbito que implique alta especialización.

previous arrow
next arrow
Slider

La mayoría son trabajos propios de jardinería y plantación de plantas ornamentales, siembra de gramíneas y el mantenimiento general de zonas verdes municipales, sin embargo también se recogen ciertas podas de dificultad o desbroces de vegetación no leñosa.
Cabe remarcar que cualquier poda en altura o apeo en una zona urbanizada acarrea doble riesgo, puesto que, si no se ejecutan los trabajos correctamente, se puede poner en peligro la vida de los propios operarios y la de los transeúntes o vecinos.

Durante los últimos años se ha realizado el mantenimiento de jardines y arbolado de varios municipios, asesoramiento técnico en árboles singulares y viejos así como tratamientos específicos para cada árbol.

Cualquier actividad que se realice en alturas superiores a 2 metros respecto al nivel del suelo (distancia medida desde la superficie en la que está situado el trabajador hasta el nivel inferior en el que quedaría retenido el mismo si no se dispusiera de un medio de protección) y/o a más de 3,5 m de altura, (distancia desde el punto de operación al suelo), en los que existe la posibilidad de una caída.

Los trabajos realizados son básicamente talas y podas de árboles y ramas que por su posición o localización entrañan un peligro severo para el operario si no es especialista de la materia y si no dispone de los medios y EPIS adecuados. Se ha hablado ya de estos trabajos en el punto de mantenimiento de arbolado cercano a líneas eléctricas y se comentará también en el apartado de trabajos en parques y jardines.

En ocasiones, la localización de arbolado, sus características propias o su difícil acceso requieren el empleo de técnicas de arboricultura y “Tree-climbing” o “trepa libre”. En esta técnica el trabajador cualificado sube por el tronco del árbol hasta una rama que le permita trepar, de manera más o menos ágil, hasta cotas superiores y allí donde requiera comenzar la tarea. Somos además socio protector nº 1.206 de la Asociación Española de Arboricultura.

Entre los sistemas más habituales para realizar este tipo de trabajos se encuentran principalmente el uso de plataformas elevadoras móviles de personas (PEMP) como primera opción, las escaleras y siempre que estas sean inviables técnicamente, el uso de sistema de trepa con equipos específicos de trabajos verticales que son realizados por personal altamente cualificado y en unas óptimas condiciones físicas.

Estos sistemas garantizan un elevado grado de seguridad para este tipo de trabajos desde que se inicia el ascenso, cumpliendo así con los requisitos exigidos por la LPRL.

Se han realizado distintos procedimientos de trabajo en altura (escalera, plataformas y trepa). En el caso de trabajos de trepa, el principio básico de seguridad establecido en esta norma se basa en que todo trabajo con riesgo de caída en altura se realizará mediante un sistema doble, formado simultáneamente por:

  • Línea de trabajo o acceso:(línea activa – sistema de sujeción)
  • Línea de vida o de seguridad (línea inactiva – sistema anticaídas)

Actualmente las cortas y podas de dificultad y los trabajos de cuidado y mantenimiento de árboles viejos y singulares es un campo en el que la empresa se está especializando de manera importante, no sólo en cuanto a ejecución de trabajos sino también en cuanto a formación.